VISIÓN DEL RAPTO INMINENTE. Hoy es 29 de abril de 2020

Thanks! Share it with your friends!

You disliked this video. Thanks for the feedback!

Agregado Por admin
55 Vistas
Alejandro Ahumada
Hace un año aproximadamente, porque no tuve en cuenta la fecha ni los días exactos pues no le presté atención en ese momento, tuve una visión estando a mi parecer entre dormido y despierto, como quien da vueltas en su cama sin conciliar bien el sueño, pero sin estar tampoco bien despierto, porque estaba en la cama en horas de la noche quizá de la madrugada “durmiendo”.
Por esos días me sentía muy afligido por muchos pensamientos y dilemas existenciales, así que pensaba y pensaba mil cosas durante las noches y el asunto de la visión (arrebatamiento) no era precisamente lo que me desvelara.
Esto fue lo que vi: Como si yo estuviese mirando la escena desde fuera de mi cama.
Vi como sobre las montañas del oriente de Bogotá cayó un relámpago gigantesco teniendo una apariencia traslucida y lechosa de luz blanca, y una envergadura amplia como una “sábana” que cubriese sobre la tierra cayendo desde el cielo casi verticalmente pero como en una ligera inclinación curva.

Casi al unísono e instantáneamente vi un rayo de luz grueso y muy muy veloz que entendí entró por mi cabeza y transformó mi cuerpo uniéndolo a esa luz, tan rápidamente que apenas alcancé a ver mis pies y luego, todo fue halado hacia afuera de la pared, porque entró por la pared que estaba tras mi cabeza, desprendiendo pequeños brillos u orbes de luz en sus contornos, en los lados del rayo me refiero, como cuando se ve el humo que se desprende de las espumas en los ríos, más o menos.

Hasta ahí vi, porque seguido de eso sentí en mi espíritu que el rayo que haló mi ser transformándolo subió muy alto en el primer cielo como hasta donde alcanzaría a ver uno todavía desde la tierra, y ahí instantáneamente, como si se hubiese encontrado o reunido con más de lo mismo formando una sola cosa, algo sobre esa sola cosa como si fuese el Señor Jesucristo gigantesco se lo llevó todo al cielo de una sola vez y en línea recta.

Hacia arriba en un movimiento que comparándolo se parece mucho al despegue de un ovni muy veloz en un solo jalonazo, siendo la sensación concienzuda de ese instante como la de un escape. Todo esto duró aproximadamente tres segundos máximo cuatro, pues el relámpago y el rayo se tomaron cada uno como de a un segundo, luego cuando todo se une en lo alto y sube, otro segundo y tanto…

El sonido que hizo el relámpago y el rayo fue uno solo pero en dos partes, como el sonido de un trueno muy potente al caer el relámpago e igualmente al verse el rayo, como que fuese un solo sonido pero en dos partes, como el sonido de un latigazo pero en voz de gran trueno y claramente manifestado en dos partes pero siendo uno solo.

Sentí también en mi espíritu dentro de la visión que estaba en la situación temporal en la que estoy ahorita, con la gente con la que estoy ahorita y en el estado en que estoy ahorita, sentimentalmente incluso, que es prácticamente igual a la de hace un año, es decir, que no era algo a largo tiempo, pues en un tiempo lejano, incluso de unos breves años ya no aplicarían las circunstancias.

De ahí, infiero que la visión es de carácter inminente e inmediato, no de futuro lejano. Obviamente, lo que vi fue el arrebatamiento. Nunca lo había pensado de esa forma. Y comparándolo con las escrituras aplica por dónde se le mire. En la visión era de noche en horas de dormir y esos menesteres, claro está, aquí en Bogotá.



Pronto nos iremos y dejaremos a los zombis, a los idiotas, a los estúpidos y a los malvados aquí.
Ojo, dice Lucas.
El Señor le dijo: \'Así son ustedes, los fariseos. Ustedes limpian por fuera las copas y platos, pero el interior de ustedes está lleno de rapiñas y perversidades. ¡Estúpidos!\' (Evangelio según San Lucas 11, 39) Biblia Católica (Latinoamericana)
Por último “el siervo inútil” nos enseñó una cosa muy importante:
Los cristianos no morimos, solo dormimos.

Y Ernesto Borsani nos enseñó otra:

Solo falta que nosotros hagamos nuestras esas palabras de Pablo. YA NO VIVO YO, CRISTO VIVE EN MI.


¡MARANATHA!

CRISTO VIENE MUY PRONTO

Nadie verá a Jesús sin santidad
José
29-04-20-20
1.100 palabras
Que Dios os bendiga y que Jesús nos escoja entre los salvos.
Y que Jesucristo nos “rapte” o nos haga partícipes de la primera resurrección.
Categoría
Arrebatamiento es Inminente
Palabras Clave
arrebatamiento, rapto

Deja tu comentario

Comentarios

Anímate! Se el primero en comentar este video