Su video comenzara en 1
Omitir (1)
Destacados

Obra Las maletas - teatro cristiano

Gracias! Compartelo con tus amigos!

A usted no le gusto este video. Gracias por su opinion!

Agregado por CristoRey
1,181 Vistas
Aqui tenéis el guion, para todos los que lo habéis pedido, siento haber tardado!!

LAS MALETAS

Cuando yo era pequeña mis padres discutían mucho. No soy capaz de recordar las razones: si mi padre llegaba tarde, si mi madre tomaba decisiones sin contar con él, si cómo voy a contar contigo si tu nunca estás, si las prioridades... al final, decidieron divorciarse, y al poco tiempo mi padre estaba en otra ciudad, viviendo con otra mujer. A partir de ese momento yo empecé a llevar una maleta, con la ropa de los viajes que hacia cada quince días, para ver a mi padre.

Una vez una maestra me vio triste, y al preguntarme por qué cargaba a todas partes con esa maleta, y qué llevaba dentro yo quise enseñarle a mi muñeca, y explicarle que a veces se asustaba mucho, que tenía miedo de que dejaran de quererla, igual que sus padres habían dejado de quererse. La maestra me dijo que todo iría bien, si yo me portaba bien, así que puso un libro muy gordo en mi maleta, con todas las cosas que podía hacer y las que no. A veces, se volvía un libro muy pesado.

Cuando fui creciendo, mis profesores me dijeron que no importaba lo que hubiera pasado, que si me esforzaba al máximo en mis estudios, todo iría bien, y podría ser feliz en la vida, así que eso es lo que hice, y comencé a cargar a todas partes una mochila con libros: historia, ciencia, literatura... no me importaba tanto aprender como el hecho de sacar buenas notas. Si por lo menos tuviera una media de notas alta, quizás los demás estuvieran contentos conmigo, y así las cosas podrían ir bien.

Una amiga me explicó que las notas altas no eran suficientes, que para ser feliz necesitaba verme bien, gustar a otros, estar guapa, vestir con ropa agradable, tener buena imagen... que todo ello tenia un precio, que era algo por lo que había que esforzarse, dedicarle tiempo y dinero; pero que si lo conseguía podría conseguir lo que quisiera. Y me dio un bolso precioso, lleno de maquillaje, productos para adelgazar, cremas, complementos... que empecé a cargar a todas partes.

Al poco tiempo conocí a un chico. No se explicar qué fue lo que me llamó la atención de él. Quizás que aquel, que siempre era el centro de atención, de repente me hiciera caso a mi, tan poquita cosa. Siempre tenía la palabra justa, siempre sabía qué hacer, y sus planes siempre eran divertidos.
Cuando se fue me dejó con una gran bolsa de basura, llena de vergüenza y culpa por todo lo que no debería de haber pasado.

Aparentemente, tenía todo lo que podía desear, pero dentro de mi yo sabía que no podía mas, simplemente no podía aguantar todo aquel peso. Incluso llegué a pensar en acabar con todo. Empecé a pensar que morir es como dormir sin sueños, y sólo descansar...

Un día, alguien empezó a hablarme de Jesús, de Dios, de la Biblia... - ¡ah no, gracias! - contesté; ya tengo un enorme libro en la maleta con todas las cosas que debo hacer y las que no. No quiero más religión.
- "Jesús dijo, venid a mi todos los que estéis trabajados y cargados, y yo os haré descansar"
Eso fue lo que me dijo, y fue algo que golpeó mi corazón con una fuerza... como nunca antes nada lo había tocado. ¡Yo estaba trabajada y cargada! ¡Yo estaba cansada y agobiada, y necesitaba tanto descansar...! pero sencillamente no sabía cómo deshacerme de tanto peso como traía encima.
- "venid a mi todos los que estéis trabajados y cargados, y yo os haré descansar"
Las palabras de Jesús seguían resonando, como un eco, dentro de mi ¿y si fuera cierto? ¿y si yo pudiera simplemente poner mis cargas a los pies de la cruz y confiar en que Él las llevaría por mi?
- "Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados"

Cuanto pensé que mi vida ya no valía nada, descubrí cuánto había pagado Dios por ella.

FIN
Categoría
Novelas & Teatros & Animados
Etiquetas
teatro cristiano, obra cristiana, Las maletas

Publica tu comentario :)

Comentarios

Anímate! Se el primero en comentar este video

Últimos Artículos